logo

Vitrales

El Vitral

Vitral

Un arte centenario que cuenta historias

Remontarnos a los orígenes del vitral es hablar del vidrio, su historia y sus usos, sin embargo no entraremos en detalles que quizás nos alejan de lo que realmente nos importa. Hoy sabemos que el vidrio toma cierta relevancia cuando es integrado a la arquitectura y la construcción de viviendas. En el pasado éstas construcciones no poseían ventanas tal como las conocemos hoy en día y el concepto de iluminación natural por medio de éste elemento, no se había desarrollado, en el mejor de los casos sólo eran pequeños agujeros o aberturas en las paredes ubicadas en las partes más altas de las mismas, con el objetivo de permitir el paso de un poco de luz, pero no estaban selladas con ningún elemento.

El arte del Vitral logra su esplendor en plena edad media con la construcción de monumentales catedrales por casi toda Europa, el vidrio y la roca tallada se unieron para dar al hombre recintos por fin amplios, muy altos y exquisitamente iluminados interiormente por cascadas de luz natural, algo nunca antes visto, el resultado fue el sentimiento incomparable de una espiritualidad profunda y vívida, porque las catedrales y sus grandes vitrales, acercaban al hombre al paraíso, al cielo mismo y éste efecto continúa hasta nuestros días...

Luego las personas se dieron cuenta que aquellas pequeñas aberturas en las paredes permitían el paso de una cantidad mínima de luz natural, pero que no aislaba el interior del recinto de las inclemencias del clima, fue cuando aparecen las puertas de ventana en madera, éstas permitían aislar el frío y el agua lluvia según fuera el caso, pero de inmediato eliminaban el paso de la luz. Este sistema perduró mucho tiempo y tuvo variantes, no en todos los caso se usaría madera para sellar las ventanas, también se tienen noticias del uso de pergaminos, pieles de animales y similares...
Con el tiempo aquellas cubiertas usadas en las ventanas, fueron reemplazadas por cortes de vidrio, ésto no solo dejaba pasar la luz, sino que aislaba el interior de las habitaciones donde se encontraban. Esta novedad fue aprovechada por arquitectos, artesanos, ingenieros y autoridades religiosas principalmente, y vieron en el vidrio la posibilidad de adornar, iluminar ampliamente recintos de gran tamaño y altura tales como catedrales, castillos y viviendas de personas que podían pagar el nuevo sistema de ventanas.

Todo ésto sumado a la maestría de muchos artesanos y artistas, hicieron que las autoridades religiosas aprovecharan estas condiciones para plasmar en cada ventana episodios religiosos y espirituales que sirvieran de guía y enseñanza al pueblo en general. Esta modalidad de comunicación, duró mucho tiempo y fue utilizada casi con exclusividad por el clero, sin embargo personas de condiciones económicas superiores, comenzaron a incluir este tipo de piezas artístico-arquitectónicas en sus viviendas, plasmando también escenas clásicas y figurativas que con el tiempo se convirtieron en verdaderas obras de arte, no sólo por su belleza, color, técnica y tamaño, sino por su condición de expresión del espíritu humano, de ésta manera el vidrio deja de ser sólo arena fundida, para convertirse además en un símbolo de estátus social y poder económico, por su puesto, luego de pasar por las manos de un artista maestro.

Reseña Histórica

La historia del vitral está muy ligada al desarrollo histórico de la arquitectura de la edad media, es precisamente en éste momento cuando las nuevas técnicas de construcción, el re-descubrimiento de diferentes principios geométricos aplicados a la arquitectura y el conocimiento en el tratamiento de la roca como material de construcción, los que le abrieron paso al desarrollo a un oficio que aunque con algún tiempo en uso, no había tenido la oportunidad de lucir con todo su esplendor.
Fue entonces cuando la espiritualidad de la época, el deseo infinito de encontrar un camino a Dios y las normas sociales, económicas y religiosas, las que coincidieron en el momento preciso para que artesanos, artistas, arquitectos, ingenieros y mano de obra abundante, dieran las bases para el nacimiento de uno de los episodios arquitectónicos más radiantes de la historia de la humanidad.